El complejo rural de la Brizna cuenta con 3 estrellas y consta de 15 hectáreas y 7 casas de madera que representan un concepto en alojamiento vanguardista dentro de su categoría.

Nunca se está preparado para perderse por un geoparque, pero si nos aventuramos por las carreteras de Extremadura dirección Cañamero en Cáceres, en pleno Geoparque de Villuercas – Ibores – Jara encontraremos en su corazón, los alojamientos de La Brizna donde vivirás una experiencia única en medio de un geoparque, te impregnarás de su paraje, de sus vistas, de su silencio…en definitiva, sentirás en primera persona parte de las maravillas que nos ha dado la Tierra desde este encantador rincón de Cáceres. 

La Brizna

Este complejo rural de 3 estrellas consta de 15 hectáreas y 7 casas de madera que representan un concepto en alojamiento vanguardista dentro de su categoría. Diseños exclusivos y originales con muebles asiáticos que impregnan el complejo de su belleza serena, bicicletas que se convierten lavados, olores y colores creados a medida para disfrute de los huéspedes… 

Un alojamiento que cuida de sus huéspedes y con detalles te atrapan como por ejemplo en La Brizna han declarado la guerra al estrés, por eso puedes elegir la opción del check out para aprovechar hasta el último minuto de tu estancia. 

Cabañas en La Brizna

Además, cuando cruzas la puerta de la casa, una cesta de jabones artesanales y un pequeño aperitivo de frutos de temporada cultivados en la propia finca te dan la bienvenida tanto a los huéspedes como a sus mascotas. Saboréalos al tiempo que descubres todas las comodidades de las que disfrutas como pantalla de televisión plana, minibar, aire acondicionado con climatizador… 

Interior habitación la Brizna

La Brizna es un complejo de siete cabañas diferentes que se diferencian por colores: verde, naranja, azul, roja, blanca, violeta y amarilla. Tienen 1 o 2 habitaciones, sofá cama en el salón, una pequeña cocina y un baño donde ducharse mientras contemplas un delicioso paisaje por la ventana. Están equipadas con aire acondicionado y chimenea para el invierno. Todas poseen un generoso porche bien orientado donde disfrutar del amanecer y la puesta del sol es un verdadero lujo. 

Cabaña azul, la brizna

La piscina tiene un toque oriental verdaderamente encantador, como toda la decoración de las cabañas nos hace soñar con otras latitudes. Buda, un gong, las camas y otros muebles en bambú traídos de Indonesia.

Piscina La Brizna

Entorno  

Una de las apuestas de La Brizna son los millones de rincones especiales que existen dentro y fuera de la finca y lugares de interés cercanos como el Geoparque de Villuercas – Ibores – Jara donde puedes dar la más calurosa bienvenida a la tierra desde el llamado Sinclinal de Santa Lucía; sobrecogerte por la belleza de las Cuevas de castañar de Ibor; admirar cómo se abre una ventana entre dos mundos desde el estrecho de Peña Amarilla o descubrir la fuerza de la corteza terrestre en la chorrera de Calabazas. Además, es el destino ideal para los amantes de los animales pues entre sus montes habitan jabalíes, venados, corzos, buitres leonados, águilas reales… 

Entorno La Brizna

Si te apetece dar una vuelta por entornos más urbanos puedes acercarte a la vecina Guadalupe, donde sus empedradas calles y casas de arquitectura tradicional albergan monumentos como el Santuario Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad. Otra opción es pasear entre iglesias, castillos y casonas solariegas de la cercana Trujillo, ciudad que en el siglo XVI fue cuna de personajes vinculados al Descubrimiento de América. Por esta razón, Trujillo se encuentra en plena Ruta de los Conquistadores, que recorre otras localidades extremeñas como Medellín, Villanueva de la Serena o Jerez de los Caballeros. 

La Brizna es pura mágica, y seguro que si te embarcas en esta aventura, lo recordarás como un viaje maravilloso que te trasladará lejos del agobio diario. 
 
Para más información y reservas:https://labrizna.com/  

Fotografía: Diego Casillas

TurismoRural tiene tu alojamiento