Uno de los grandes alicientes de pernoctar en Zuhaitz Etxeak, una cabaña en los árboles en este encantador rincón del País Vasco, es la sensación de libertad e intimidad que ofrece.

Con las primeras lluvias y las caídas de las hojas, llegan las mejores escapadas para nuestros #rurallovers: Las escapadas en otoño. ¿Y qué mejor manera de escaparse que poder amanecer a lo alto de un árbol escuchando el sonido de los pájaros? Llega el frío y con él las ganas de escaparse a rincones escondidos donde seguir disfrutando de la auténtica naturaleza, pero a su vez refugiarse de ese frío. 

Cabañas en los árboles

Sumergidas en un océano de ramas en el sur de Bizkaia, dentro del municipio de Zeanuri, unas cabañas confortables se camuflan a la perfección entre el follaje. Uno de los grandes alicientes de pernoctar en una cabaña en este encantador rincón del País Vasco, es la sensación de libertad e intimidad que ofrece. Mire donde se mire, uno se siente rodeado de la tranquilidad que transmite el canto de los pájaros y el murmullo de los secretos que esconde el bosque. Te desvelamos uno de sus secretos… los corzos que te vendrán a visitar paseando debajo de tu cabaña. 

Zuhaitz-etxeak o Cabañas en los Árboles ofrece a los amantes de la naturaleza la oportunidad de estar en contacto directo con la naturaleza y dormir en un entorno íntimo y diferente. El caserío Sabizar situado en el municipio de Zeanuri y muy cerca del Parque Natural de Gorbea, dispone en su entorno de cuatro cabañas en los árboles.

Cabañas en los árboles 

Las Cabañas en los Árboles, son casas aéreas de 30 m2 sujetas a los árboles del bosque con capacidad para 2 o 4 personas. Todas ellas disponen de terraza y cuentan con iluminación, agua, lavamanos y estufa. El desayuno está incluido en el servicio y se puede degustar en la misma cabaña o su terraza.  

Por la mañana, dentro de la tranquilidad de la cabaña o quizás en la terraza vertida sobre los árboles y rodeados de la melodía de los pájaros, se podrá degustar de un delicioso desayuno que se facilita a través de una cesta que se sube a la cabaña con un sencillo sistema de polea. Para cenar se propone un menú romántico y gastronómico en la cabaña. 

Cabañas para cada momento 

Cabañas en los árboles interior 3

Las cabañas Amalur “Madre Tierra”, y Eguzki “Sol”, las encontramos totalmente integradas en medio del bosque por lo que son idóneas si buscáis unos nidos de amor. 

Por otro lado, las cabañas Ilargi “Luna”, e Izar “Estrella” parecen sacadas de un cuento por lo que, si estás buscando magia y decides ir en familia, os animamos a sumergirnos en un mundo mágico para toda la familia, ya que reciben niños a partir de 7 años.  

Cabañas en los árboles interior 2

Las cabañas Elaia “Golondrina” y Txantxangorria “petirrojo” están colgadas a 17 metros de suelo por lo que, si no sufrís vértigo y os apetece una aventura por las nubes, esta es una experiencia mágica! 

Para grupos más grandes también tienen la cabaña Hontza “ Búho” que tiene dimensión de casa. Muy cómoda y con capacidad hasta 5 personas niños y también mascotas. 

Si lo que estáis buscando es una vista 360º, la Suite Oooh! Es la indicada dado que es totalmente redonda y con una terraza a todo su alrededor. 

Cabañas en los árboles interior

Y, por último, pero no menos importante, dado que si buscáis paz y relax esta cabaña es la indicada. La Lasai "calma" cuenta con una bañera en su interior. 

Pero dentro de este alojamiento rural tan original no solo contamos con cabañas de árboles, sino que también ofrece otra original alternativa de alojamiento, como son los carros cíngaros, antiguo medio de transporte del pueblo gitano de Hungría. Estos carros cíngaros para 2 y 4 personas, están situados en el jardín del caserío y están equipados con electricidad. El lavabo y las duchas están en un edificio anexo. El desayuno está incluido en el servicio. 

CARROS CÍNGAROS

El Carro Cíngaro es el medio de transporte más importante del pueblo gitano, muy conocido por su nomadismo. Es una invitación a viajar y a escapar, un lugar donde todos los sueños son posibles, otro estilo de vida. 

Situados en el jardín del caserío, se puede disfrutar de 4 acogedores y coloridos carros cíngaros equipados con electricidad. Los servicios complementarios (lavabo y duchas) están situados en un edificio anexo. 

CARROS CÍNGAROS

Si estáis planeando una escapada por los bosques del País Vasco Ahora en otoño, estas cabañas en los árboles o carros zíngaro son una apuesta totalmente garantizada para disfrutar de las vistas, del silencio del bosque y, sobre todo, para vivir una auténtica experiencia recomendable. 

Para más información y reservas: http://cabanasenlosarboles.com/es  

TurismoRural tiene tu alojamiento